GuidePedia

0

Ainhoa es uno de los pueblos más visitados de Francia, lindan con el País Vasco y posee un encanto diferente al de las grandes ciudades, creando un ambiente mucho más acogedor y especial. Nació como una población de poquitos habitantes que se habían desplazado al lugar para visitar a los monjes que habitaban allí.

Esta separado de España, tan sólo por un arroyo, algo que hace que la frontera sea muy fácil de traspasar. Ya en el pueblo te darás cuenta de que ambas influencias están muy presentes, pudiendo degustar la cocina del País Vasco y la francesa a dos pasos.  No dejes de probar los licores y los pasteles rellenos de cereza, son los más populares. 

Ya en el pueblo tendrán libertad para conocer la rica naturaleza que posee el lugar así como el arte de los pintores locales y artesanos. Desde las prendas hechas a mano hasta la cerámica, serán algunos de los objetos que te encantará comprar.




Publicar un comentario en la entrada

 
Top