GuidePedia

0

Una de las mejores experiencias que un hombre puede tener es viajar y conocer nuevos lugares. En el mundo hay impresionantes parajes, algunos paradisiacos y otros sencillamente impresionantes como Cusco, una de las 7 Maravillas del Mundo y que por su legado histórico guarda celosamente un sinfín de secretos que solo pueden vivir aquellos que logran llegar hasta sus más recónditos sitios.

Cusco está ubicado en la región sur oriental del Perú comprendiendo, de esta forma, la parte selva y serranía. Perfectamente ubicado entre dos puntos donde los climas se abrazan para entregarnos escenarios perfectos que nos ayudan a imaginarnos como se habría vivido en tiempos del Inca.

Como primer lugar, llegamos a la plaza central de este departamento. Desde aquí podemos planificar todas las visitas que se harán, ya que Cusco comprende distintos puntos turísticos que estamos seguros, no te gustaría dejar pasar por alto.

Dos kilómetros al norte de Cusco, podrás encontrar una de las ciudadelas de piedra más grande de todo el mundo, Saqsaywaman, caracterizada principalmente por sus diversos sitios ceremoniales, presumiblemente construidos durante la época del Inca Pachacútec, en el siglo XV.

Según cuentan muchas personas que han llegado hasta este sector turístico de Cusco, existen espacios, sencillamente sorprendentes, donde uno puede renovar las energías  con solo apoyar el cuerpo a las piedras que están apiladas una tras otras sin tener ningún tipo de unión.

Saqsaywaman es conocido por ser uno de los lugares favoritos de los Incas para realizar sus ceremonias y ofrendas a sus divinidades. Se dice que este lugar es sagrado y sirve como medio para que otras personas y chamanes realicen hasta el día de hoy sus cultos y rituales a los Apus y la Mama Pacha o Madre Tierra, además de ser visitado por curanderos de todas partes del mundo para realizar los conjuros de amarres de amor y otros trabajos.

Aquí llegan todo tipo de personas que desean escapar de la rutina diaria y que, por consiguiente, desean exponerse a un ambiente agradable donde el aire que se respira no solo limpia los pulmones, sino que también limpia el alma.

Las visitas a este sector de Cusco tienen un horario limitado así que si puedes comenzar temprano tendrás la posibilidad de conocer otros lugares que te garantizaran un viaje especial.

Por otro lado tenemos a Ollantaytambo, a 63 kilómetros de Cusco, justo donde el rio Patakancha confluye con el río Urubamba. Una de las últimas fortalezas del inca antes de dar paso a la imponente ciudadela de Machu Pichu, lugar que impresionará a primera vista y que ayudará a que sus energías sean totalmente renovadas asegurando el placer de un viaje que difícilmente olvidará.

Recomendaciones:
  • Llevar pastillas para evitar el soroche (mal de montaña).
  • Usar zapatillas y ropa deportiva, a ser posible.
  • Llevar comida liviana y abundante agua.

Publicar un comentario

 
Top